[ mención especial ] MUSIC BREAKS BORDERS

Rakel y Paula son dos voluntarias que después de pasar un tiempo en Calais ( Francia ) con la asociación Help Refugees , deciden comenzar esta iniciativa que busca recoger material para los campos de refugiados.

Iniciaron su voluntariado por separado, no se conocían previamente, pero ambas pudieron comprobar en primera persona las malas condiciones que viven los refugiados que llegan a la zona y decidieron aportar su granito de arena. En los propios campamentos de Calais, Rakel plantea la idea sus compañeros y aunque suena a locura, todo sale adelante.

Brutalidad policial, requisado de material como tiendas, mantas, sacos…etc son practicas habituales de las autoridades locales a las personas que se encuentran en transito, todo con la intención de evitar mas llegadas. Normalmente no tienen mas opciones que una tienda y ropa de abrigo para refugiarse, así que las asociaciones de cooperación internacional tienen que buscar cualquier posibilidad de conseguir material para ayudarles. Los festivales que se celebran en diferentes zonas de Europa son una de estas opciones para conseguir tiendas y enseres que la gente aporta o abandona por diferentes motivos. A veces ni siquiera cumplen los requisitos de calidad para acoger a personas en esta situación, todo por motivos de climatologías, diferentes resistencias… etc pero «menos da una piedra» que se suele decir.

Así que Rakel y Paula deciden llevar a cabo su primera acción en el Pintor Rock ( El Morell , Tarragona ). Contactan a través de internet con Marc , responsable de redes del evento, le comentan su idea y por supuesto les parece muy interesante. En menos de 15 días se desarrollara todo. Presentan la iniciativa a otras asociaciones para hacer una recogida mas organizada, inician una sencilla campaña en redes para darse a conocer, para financiar sus gastos deciden vender camisetas, consiguen voluntarios entre los asistentes del festival para atender y recoger las tiendas, incluso ponen dinero de su bolsillo para empezar con todo…La respuesta del publico es muy satisfactoria pero como ellas mismas nos cuentan, todo empezó un poco a lo loco. La iniciativa les exige dedicación y trabajo duro, la cantidad de material recogido les hace tener que planear el transporte y almacenamiento de forma efectiva y un largo etcétera de aspectos a tener en cuenta, pero así es como un total de 8 personas participan en el primer proyecto de … MUSIC BREAKS BORDERS. Para ellos lo importante de todo es que sea un acción de base, que parte de un pequeño grupo de personas y que no tiene que pasar por los largos protocolos de papeleo que exigen muchas entidades de cooperación publicas. Y eso es lo que quieren trasmitir a su vez, la importancia de ejecutar la idea y aportar todo lo que se pueda cuantes antes, pues la necesidad de esa ayuda apremia. En total un trailer que enviaron a Calais con todo lo recogido en Pintor Rock junto con el resto de asociaciones. Para ellos poder resolver esta idea supone un proceso de empoderamiento personal, que les sitúa dentro de las necesidades participativas de una sociedad, ayudándoles a llevar a cabo acciones que otras ONGs podían haber desarrollado en cualquier momento pero que no tendrían ese punto de autogestión que ellos han aportado a todo este proceso.

El segundo paso se desarrolla en Astudillo, un pequeño pueblo de Palencia de 1000 habitantes pero que consiguen: un trailer entero y 5000 euros, entre unas 12 personas, jóvenes (entre 20 y 27 años).

. Muchos vecinos se habían enterado del proyecto, y como no todos habían podido ir al festival, deciden iniciar otra recogida durante la Navidad para que así el resto de vecinos de los alrededores también pudiesen aportar su ayuda. Comienzan con diferentes actividades para recaudar dinero y poder cubrir los costes de la gestión, y de nuevo vuelven a conseguir 33 paleas de material, otro trailer que esta vez viajaría a Bosnia a través de la asociación Collective Aid. Venta de productos , fiestas y conciertos benéficos para juntar algo mas de dinero y poder enviarlo a NO NAME KITCHEN, otra entidad que trabajaba en Bosnia y Serbia

Después de la tormenta, siempre llega la calma y ahora este pequeño grupo se encuentra valorando la situación actual, haciendo resumen de todo lo conseguido y decidiendo los futuros pasos a seguir. No le quita valor reconocer que para ellos ha sido un duro trabajo, que se han visto desbordados por momentos y que todos los tramites para hacer llegar el material a su destino les ha dado mas de un quebradero de cabeza. Pero también tienen claro que este modo de hacer cooperación es el que ellos quieren seguir llevando a cabo. Buscan la inmediatez de sus acciones, que una pequeña iniciativa genere mas pequeñas iniciativas y que la ayuda llega lo antes posible. Tampoco han elegido los eventos al azar, tienen claro que quieren estar en festivales con un trasfondo social, que practiquen a su vez la autogestión y que no busquen únicamente una meta económica. Se da el caso de que en Palencia la red de cooperación es mas reducida y han conseguido que gente joven del pueblo se halla organizado juntos con otras entidades existentes y hayan comenzado a tejer esa red muy necesaria a nivel provincial.. Desde su propio colectivo preparan futuros encuentros con dichas asociaciones relacionadas con inmigración, para intentar coordinar mas actividades y sobre todo transmitir que la música es un vehículo para romper fronteras y barreras impuestas. 

Desde Follow your fest no queremos dejar de lado este tipo de iniciativas y esperamos poder informaros de futuras acciones que aporten algo mas que cultura a grupos mas desfavorecidos.